lunes, 15 de agosto de 2011

Me siento tan perdida. Siento que no hay camino. Simplemente intento mirar a mi alrededor y lo único que veo es oscuridad, nada más, sin camino que seguir, simplemente oscuridad. Pero a veces en medio de toda esa oscuridad, como si fuese un rayo en medio de una terrible tormenta, todo se ilumina. De repente veo todo bien, puedo ver por dónde va el camino, pero no lo suficiente como para seguirlo hasta el final ya que todo se vuelve negro rápidamente y de nuevo me vuelvo a encontrar sola y perdida, sin saber dónde ir en medio de toda aquella oscuridad.

A pesar del dolor eres tú quien me inspira.

Sé que faltaron razones. Sé que sobraron motivos. Contigo porque me matas y ahora sin ti ya no vivo. Tú dices blanco, yo digo negro. Tú dices voy y yo digo vengo. Miro la vida en color y tú en blanco y negro. Dicen que el amor es suficiente, pero no tengo el valor de hacerle frente. Tú eres quien me hace llorar pero solo tú me puedes consolar.

Te regalo mi amor, te regalo mi vida. A pesar del dolor eres tú quien me inspira. No somos perfectos solo polos opuestos. Te amo con fuerza te odio a momentos.
Te regalo mi amor, te regalo mi vida. Te regalaré el sol siempre que me lo pidas. No somos perfectos, solo polos opuestos. Mientras sea junto a ti siempre lo intentaría.

Y que no daría...

Me odias, me quieres, siempre contra corriente. Te llevo en mi mente desesperadamente. Por más que te busco eres tú quien me encuentras. Dicen que el amor es suficiente pero no tengo el valor de hacerle frente.

[...]                           

Y que no daría...si eres mi mundo, si con tus manos curas mis heridas, que no daría...si solo a tu lado puedo llorar y reír al sentir tus caricias.

domingo, 14 de agosto de 2011

Queridos lectores.

Este es un mensaje para todos mis lectores. ¿Alguna vez os habéis sentido perdidos? ¿Alguna vez os habéis sentido tan solos que lloraríais? ¿Alguna vez habéis sentido que nunca le importaríais a nadie? No tengáis miedo, todo el mundo lo ha hecho. Yo he llorado meses por un chico al que nunca he importado, nunca antes me había sentido tan sola. Pero yo siempre me he mantenido, he mantenido la idea de que ahí fuera debía haber alguien que me quisiera y ¿sabéis qué? lo encontré. Después de meses sintiéndome como una mierda, después de meses llorando, sin dormir, sin comer. He encontrado a la persona más bella e increíble que jamás había visto en mi vida. Y esto es una lección para todos vosotros: nunca perdáis la esperanza. Hay alguien ahí fuera esperándoos, aunque esa voz en vuestras cabezas diga todo lo contrario.

jueves, 4 de agosto de 2011

Diario de una enamorada.

Diario de una enamorada años después.

Años después, vacía, repaso todos esos diarios que escribí cuando aún estaba enamorada de ti y me doy cuenta de lo mucho que sentí, de que fui feliz y lo sabía, de que realmente amé y ahí tengo la prueba. Y conforme lo leo me doy cuenta de que lo he perdido todo, que no me queda más que borrosos recuerdos que consiguen sacarme una nostálgica sonrisa y hacen que mi corazón se retuerza con los pocos trozos que aún le quedan ¿Acaso fuiste lo mejor que tuve? ¿Acaso debería no dejarte ir? ¿Volveré algún día a sentir lo que un día por ti sentí? Solo quiero eso, volver a llenar mis venas de la mayor droga que jamás haya existido, de amor. Solo quiero poder volver a quedarme horas mirando la sonrisa de alguien pensado que es la cosa más preciosa que la naturaleza haya podido crear. Perderme en una mirada sin poder volver nunca atrás. Morirme por estar cinco segundos con esa persona. Soñar con ella noche tras noche hasta volverme loca. ¿Podré sentirme tan libremente atrapada alguna vez más? Porque ahora mismo lo único que quiero es ese sentimiento que tanto echo de menos.

Diario de una enamorada.

Si tan solo me hicieron falta cinco segundos para saber que estaba enamorada, seis meses después tan solo me volvieron a hacer falta otros cinco segundos para saber que no es a quien busco realmente. ¡Exacto! con diez segundos él ha conseguido meterme en este sueño que a veces se convertía en pesadilla, un sueño en el que tenía una confianza ciega hacia él. pero ahora consigo ver que no era la confianza la que estaba ciega, sino yo.


El último día que tenía para verlo, gracias a una amiga, conseguí durante cinco segundos ser un alma felizmente triste ya que no iba a volverlo a ver en mucho tiempo. Pero en vez de eso, conseguí abrir los ojos. En esos cinco segundos tan eternos pude ver que esa no era la voz de ángel que yo solía oír, que esa actitud no era la que yo solía amar, que esos labios ya no eran aquellos labios sensuales que envolvían esa perfecta sonrisa...simplemente ¿era esa la clase de persona que yo quería a mi lado para un futuro? En definitiva me hizo ver que aquella no era la persona que me había enamorado. Y aún sigo cegándome pensando en esos momentos que me han hecho tan feliz, pero pronto despierto y veo la verdad y aunque sinceramente siga ocupando casi todo mi corazón, y aunque nunca olvide todos esos momentos vividos que me hacían, hacen y harán enloquecer y sonreír, ya nada será igual.


Tan solo le hicieron falta diez segundos para empezar y acabar ese sueño que tanta felicidad me trajo.

Diario de una enamorada.

Y aunque lo sigo amando, y aunque a cada minuto que pasa deseo tenerlo aquí para decirle cuanto lo amo, a pesar de eso he dicho basta. Ya sé que no puedo ser como mi amiga, pero hay que entender que ella no estaba enamorada de ese chico, tan solo le gustaba, y yo hablo de AMOR puro y duro, del de verdad, y aunque ya no es lo mismo de antes porque ya no me paro cerca suya, no busco pasar delante de él, no pretendo hacer todo lo de antes, todavía sigo buscando encontrarme con esa cara imperfecta, esa sonrisa pura y esos ojos profundos. Lo admito, soy débil, pero lo amo mucho y hay cosas que o no las puedes cambiar o te cuesta mucho (demasiado en mi opinión) cambiarlas. Pero es que me arte de que yo siempre fuera la tonta que va detrás de él y esto es el más doloroso último adiós.

Diario de una enamorada.

Aquellos momentos históricos los cuales no quisiera olvidar, es más, me gustaría mucho recordarlos puesto que aunque no hemos acabado juntos, esos momentos me encantan y los quiero recordar como algo bonito, cariñoso y de forma que, aunque no haya sido como yo quiero, se vea que él me ha hecho feliz muchas veces, y  que me ha hecho sacar una sonrisa cuando lo he necesitado, que me ha hecho superarme cuando estaba agobiada. Él me ha llevado a un mundo de despreocupaciones, me ha hecho sentir esas mariposas en el estómago, ese cosquilleo super satisfactorio cuando lo ves, cuando pasa cerca o cuando te mira. Me ha puesto los pelos de punta y ha revolucionado hasta la hormona más muerta dentro de mí con sus roces, con su todo. Me ha hecho llorar, reír, soñar, desear, buscar, querer, amar, odiar, me ha hecho sentir más de lo que nadie conseguiría hacerme sentir jamás, me ha hecho sentir de todo. He tenido los deseos más inimaginables, he llegado a soñar semanas enteras con él y solo él, me ha hecho distraerme e irme a un mundo mejor del que nadie pueda imaginar, me ha hecho madurar y por todo eso y más solo puedo darle las gracias de todo corazón, porque él fue, es y será lo más importante en mí.