viernes, 23 de diciembre de 2011

He perdido la noción del tiempo.

Su piel contra la mía. Nuestros cuerpos fundiendose en un abrazo. Sus labios recorriendo lenta y suavemente mi cuello, como si fuera seda. Dulce escalofrío el que me produce el simple hecho de pensarlo. Prensa sus labios contra mi cuello mientras me protege de lo que el piensa que me ha hecho tener frío, sin saber que es él. 
Su frente contra la mía, solo puedo ver sus labios, sonríen, qué sonrisa tan bonita, la adoro. Creo que están pronunciando algo, pero no estoy muy segura. He perdido la noción del tiempo, solo soy capaz de respirar, ya que apenas puedo pensar o sentir. Creo que estoy en el séptimo cielo, o quizás haya llegado más lejos, quién sabe. Lo único que yo sé es que ahora mismo podría sucumbir el mundo, podríamos entrar en guerra, podría desaparecer todo, incluso podría dejar de respirar o que mi corazón dejase de latir, pero estoy segura que eso no me impediría seguir con él.

lunes, 19 de diciembre de 2011


Paz.

Me es difícil explicar esto que siento cuando te veo. Es como si encontrase una paz interior total, como si la luz aumentase iluminándolo todo aún más. El volumen disminuye y todo pasa a ser un leve murmullo, que queda al fondo, muy al fondo. Es como si entrase en un mundo paralelo, en un estado muy confortable. Me suelo encontrar en paz con todo, con el mundo, con la naturaleza, con la gente, me siento en paz conmigo misma.

Permíteme

Poder tocarte, poder sentirme diferente al estar cerca tuya. Saber que voy más allá y que estoy segura de lo que hago. Poder huir de este mundo en una fracción de segundo regalada por tu mirada o perder el conocimiento al oler el perfume que envuelve tu cuerpo. No pido demasiadas cosas, simplemente pido lo básico para poder vivir. Quítame el dinero, los caprichos, el abrigo, la ropa, la comida. Pero por favor, no te vayas tú, mi calor, mi satisfacción, mi capa, mi vitalidad. He llegado a un punto en el que no es un amor de primeros meses, ni si quiera un año. He llegado más allá de donde crees. Puedo vivir sin ti pero sería una muerte demasiado lenta y dolorosa, y no quiero.

viernes, 16 de diciembre de 2011

¿Nunca has sentido como que tu estómago está del revés? ¿Nunca has vivido esa sensación parecida al vértigo que da cuando estás en un columpio? ¿Nunca has sentido mariposas en el estómago? Es como eso, como sentirse en el cielo, como querer volar más alto y no poder. Es como olvidar qué es el dolor, como recordar la felicidad. Es como estar más allá de este mundo.
¿Has tenido alguna vez esa sensación de que algo en ti no va bien? ¿Esa pequeña sensación de que algo no va bien entre dos personas? ¿Entre tú y el otro? En tu interior, notas como en tu alma van apareciendo pequeñas grietas hasta que una parte se rompe. Ya la has perdido, era esa persona que creías que estaba a tu lado, que creías que siempre te ayudaría y nunca te traicionaría. Ahora ya no está, se fue, te dejó por cualquier otra, te dio la puñalada. Sabías que esto iba a pasar, podías observar como se iba, como se alejaba y te dejaba sola, y tu no tenías nada que hacer. No lo podías parar, no lo podías remediar, simplemente tuviste que dejarlo ir.
Tengo la pequeña manía de soñar, sea cuando sea. Para mi mente y mi subconsciente no existen los malos o inoportunos momentos para volar. No le cuesta empezar, y nunca acaba. Sueño con todo, y a la vez con nada. Sueño con él, sueño contigo. Sueño despierta. Sueño dormida. Y no me importa ese mundo imaginario, porqué es como yo quiero, no me hace daño, no me da miedo. No como la cruda y fea realidad, que me aterra, me acobarda. Es casi lo contrario a lo que quiero, me hace sentir inferior, pequeña e insegura. 


Odiada realidad que frente le hace a la imaginación. Nunca terminaré de aceptarte en mi mente, nunca me consideraré parte de ti, por lo menos mientas de ello sea consciente.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

14 de Diciembre.

No llores por el pasado, se ha ido. No te agobies por el futuro, todavía no ha llegado. Vive en el presente y haz que sea bonito.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Quizás fue ese débil abrazo que me diste, o esa superficial caricia sin acabar. O quizás simplemente fue aquel beso que no me robaste, el que me hizo pensar que ya no me querías.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Odio ese sentimiento cuando realmente no sientes nada. Te sientes muy vacío. No estás feliz, no estás triste. No estás nada. Tu mente da vueltas, pero no puede sentir nada.

martes, 6 de diciembre de 2011

10 cosas que odio de ti.


10 Things I Hate About You
I hate the way you talk to me, and the way you cut your hair.
I hate the way you drive my car, I hate it when you stare.
I hate your big dumb combat boots and the way you read my mind.
I hate you so much it makes me sick, it even makes me rhyme.
I hate the way you’re always right, I hate it when you lie.
I hate it when you make me laugh, even worse when you make me cry.
I hate it when you’re not around, and the fact that you didn’t call.
But mostly I hate the way I don’t hate you,
not even close…
not even a little bit…
not even at all.