martes, 25 de diciembre de 2012

"-Mi padre solía decir que la vida no da segundas oportunidades.
-Sólo se las da a aquellos a los que nunca les dio una primera. En realidad son oportunidades de segunda mano que alguien no ha sabido aprovechar, pero son mejores que nada."

-El juego del ángel. Carlos Ruíz Zafón.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Supongo que aquí es donde todo acaba. Muchas cosas son las que puedo contar pero poco lo que puedo decir, pero antes de que te vayas sí que quiero decir dos cosas: te pido perdón por todo el daño que te he hecho, si nunca quise hacértelo aún así te lo hice, y te doy las gracias por todo lo que me has dado y me has enseñado. No te culparé si decides odiarme o si decides no hablarme, no te culparé si quieres salir de mi vida y olvidarme. No te culparé si quieres borrar todo aquello que una vez fuimos. Sé muy bien que nunca te merecí y que tú siempre mereciste alguien mejor que yo pero he tardado en darme cuenta. No espero que me perdones todo el daño que te he hecho al igual que yo tampoco me lo pienso perdonar como tampoco me pienso perdonar cada momento tan especial que me diste y que yo no te correspondí. Mi corazón ahora está roto y tú te has ido, ahora me doy por fin cuenta de todo lo que me diste y lo que hiciste por mí, tarde. Lo dejé ir, me arrepiento. Ahora sé que me esperan noches de llanto sola en mi fría habitación, no me importa. Sólo espero que en el transcurso de nuestras vidas éstas se encuentren por casualidad un día cualquiera, aunque sólo sea unos minutos, para poder saber que al menos fuiste feliz pues es lo que te mereces.

sábado, 15 de diciembre de 2012


It's a shame that it had to be this way. It's not enough to say I'm sorry, it's not enough to say I'm sorry. Maybe I'm to blame or maybe we're the same, but either way I can't breathe either way I can't breathe.

All I had to say is goodbye. We're better off this way, we're better off this way. I'm alive but I'm losing all my drive 'cause everything we've been through and everything about you seemed to be a lie a guiltless twisted lie. It made me learn to hate you or hate myself for letting it pass by.

All I had to say is goodbye. We're better off this way, we're better off this way. All I had to say is goodbye. We're better off this way, we're better off this way.

And every, everything isn't only what it seemed so hold these words that you never told me. It's time to say goodbye. It's time to say goodbye. It's time to say goodbye. Goodbye, bye.

Take my pain away, tear it out. Tell me I was wrong, tell me I was wrong.
[...]

viernes, 14 de diciembre de 2012

Sé que nunca supe hacer las cosas bien y sé que es tarde para pedirte perdón y lo siento, lo siento mucho. Ahora repaso y veo que me amabas, me amabas de verdad como nadie nunca lo ha hecho, y hiciste todo por mí para que volviese, para que fuese feliz. Ahora repaso y veo que me porté fatal si no supe apreciar en su momento cada detalle tan único con el que pretendiste enamorarme. Es cierto aquello que dicen que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde y es que el dolor enseña. Es ahora que no te tengo cuando me doy cuenta de cada error y repaso cada momento y cada segundo como si de ellos dependiese mi vida. Ahora veo que a tu lado fui realmente feliz y tú me enseñaste más de lo que nadie nunca me ha enseñado. Tú cambiaste mi vida y me diste más de lo que pedía y lo que merecía. Ahora veo todo y me arrepiento. Siento no haberte tratado como tenía que hacerlo y no me perdono por ello.

domingo, 9 de diciembre de 2012


Vengo de tanto perder que tuve miedo a tener algo por lo abrir mi alma y ponerla a tus pies. Siento del viento celos por acariciar tu cara cada mañana y quiero pegarme con él. 
Y a pesar de todo qué difícil es que no me duela estar sin ti. Yo seré tu aire, tu serás la piel que cubra mi soledad. Quiero estar junto a ti.
Quiero dejar de morir, en vida tu me haces vivir. Todo con lo que soñé y nunca pude tener. Y quiero dormir en tus ojos y al despertar beber de tu boca todavía de ti tengo sed
Y a pesar de todo que difícil es que no me duela estar sin ti. Yo seré tu aire, tu serás la piel que cubra mi soledad. Quiero estar junto a ti.
 [...]
Si te vas, mi amor si tú te vas, me volveré a encerrar en vida y no saldré. ¿Dónde estás, mi vida dónde estás? pues necesito tu amor para vivir.
 [...]

Dos personas que se han amado mucho no pueden llegar a odiarse realmente aunque del amor al odio haya un paso, pero el daño que causa una sobre otra hace que el odio ocupe gran parte de lo que un día ocupó el amor.

sábado, 8 de diciembre de 2012

"Dicen que a través de las palabras el dolor se hace más tangible, que podemos verlo como a una criatura oscura, tanto más ajena a nosotros cuanto más cerca la sentimos." 

-Nach. Ni estabas ni estarás.

¿Nunca has llorado hasta el punto en el que te ha costado respirar? ¿Nunca has llegado a caer tan bajo que sabes que sólo puedes subir? ¿Nunca has llegado a sentir tanto dolor que al final nada te afectaba pues no eras capaz de sentir? Yo sí.
Tus ojos están hinchados y tu corazón dañado. La cara enrojecida porque tus lágrimas saladas te la han secado. Te cuesta tomar aire y tu respiración es entrecortada. Pero aún así, a pesar de que se vea de lejos en tus pupilas cómo pides a gritos ayuda, tienes el valor maquillarte para ocultar las heridas aún no cicatrizadas y de salir a la calle diciendo que todo va bien y que si ayer todavía estabas un poco mal hoy ya no te pasa nada. Le dices a todos que no se preocupen, que el tiempo todo lo cura y que pronto encontrarás a otro, y lo crees y lo sabes de verdad al igual que crees y sabes que no será hoy, ni mañana y puede que tampoco dentro de 3 meses, incluso que aunque tardará en serlo, lo será, pero aún así te empeñas en mentir y no afrontar la realidad sin saber que eso es peor ya que cada mentira que sale de tu boca, cada vez que callas el hecho de que no puedes más, alargas un día más tu dolor. Sé valiente y dile al mundo que estarás bien pero que ahora necesitas soledad y llorar, dile que eres una persona y que tienes tus problemas, como todos, y que si agradeces toda ayuda ahora solo te calma la soledad que él ha dejado al irse.
Ya no queda amor en tu mirada, ni cariño en tus caricias. Se perdió la esencia de lo que fuimos por el camino. La rutina destruyó todo lo que sentimos. Ahora sólo somos dos extraños intentando forzar a nuestros corazones sin saber que ellos van por libre, como pájaros con alas y el viento a su favor. No queremos aceptar la realidad porque nos duele, porque no sabemos quiénes somos el uno sin el otro, pero el tiempo todo lo cura aunque una vida y media haga falta para ello. Las heridas se cierran pero las cicatrices de los grandes golpes siempre permanecen, como las de tu amor. Aunque hay heridas que no son tan dolorosas, o que quizás simplemente hayan merecido la pena hacérselas pues lo que has vivido antes de ellas ha sido espectacular. Cada experiencia trae un recuerdo y una enseñanza, a veces incluso pueden llegar a cambiar la vida. No hay que recordar a una persona por todo el posible daño que te haya hecho sino por todo lo bueno que te ha dado y por todo aquello que te ha hecho aprender y valorar. Somos personas, amamos y sufrimos pero la vida no es una mierda por ello. Cada cosa lleva su tiempo, éste es el de sufrir y aunque el sufrimiento tenga una estancia más larga, es simplemente un ocupa y pronto dejará espacio para que la paz vuelva, porque siempre vuelve.

El amor, como todo en esta vida, nace y perece.

Nuestra primera pareja, nuestro primer amor y para nosotros nuestro único amor. Hace un año de nuestros labios sólo podían salir palabras bonitas, promesas, y seguridad sobre un amor que era único, especial, puro, verdadero, el más grande que jamás se haya visto, como todos los amores. Sólo había espacio para las tardes tumbados bajo la manta, desnudos, sintiendo la suavidad de la piel del otro y su calidez, entre caricias y suspiros, besos y sonrisas. En nuestras mentes sólo había espacio para imaginar un futuro juntos por el cual lucharíamos pues nada ni nadie nos iba a separar. Hace un año, sólo hace un año tú eras esa persona que le daba ese toque especial a todos y cada uno de esos días de rutina que toca cargar sobre la espalda. Hiciste que hasta el peor de los días en mi mente se guardase como el mejor de los recuerdos. Lo hiciste tú y el amor que me hacías sentir por ti. Pero cómo cambian las cosas de un año para otro. Quisimos luchar pero no pudimos, quisimos que el destino no nos arrebatase aquello que tantas noches nos robó el sueño, que tantas veces nos hizo suspirar hasta quitarnos el aliento, pero luchar contra el destino es muy difícil y nuestros corazones no supieron aguantar tanto.La rutina es más fuerte que nada. El amor se acaba, como todo en esta vida, nace y perece como hijo de un proceso natural. Se acabó, ya no queda nada más que recuerdos de lo que un día nos pareció algo único, o quizás no. Dicen que el amor verdadero es tan sólo el primero y que los demás son sólo para olvidar, y quizás un día tú y yo tengamos que volver a vernos las caras y ver que a pesar de todo nos queda parte de ese amor, aunque esté muy escondido, pero hasta entonces nos tocará esperar y es que ¿qué nos queda ahora? Ahora sólo somos dos extraños que se miran e intentan olvidar y a la vez recordar lo que significó el uno para el otro, que tratan de no sentirse incómodos cuando hablan o cuando se tocan, que tratan de ser amigos y de adivinar lo que sienten el uno por el otro. Que tratan de hacer que una sociedad no les haga sentir incómodos por no ser lo que durante tanto tiempo fueron. Ahora sólo somos dos personas intentando que las caricias nos sepan a amor y los besos a miel sin poder conseguir siquiera un ápice de aquel sentimiento que un día culminó nuestros corazones y nos hizo olvidarnos de todo haciendo que sólo pudiésemos sentir amor, felicidad y nada de dolor.