lunes, 17 de septiembre de 2012

¿Sabes? Effy tenía 4 años la primera vez que me ganó jugando al escondite. La estuve buscando horas… Cuando por fin la encontré, ella sonrió. ¿Conoces su sonrisa? La de “No conoces nada de mí… y nunca lo harás”. Es como un tipo de magia. Ella es muy buena ocultando cosas, escondiéndolas, evitándolas… Pero sí que la conozco, y sé que tiene tanto amor guardado en su corazón que la idea de sacarlo, enseñar sus cartas, le asusta como la muerte.”   - Skins