viernes, 13 de diciembre de 2013

13 de diciembre de 2013

Y cuando te veo besarla solo puedo sentir envidia. No sabes cuánto desearía que esos labios fueran los míos, y que esa piel que acaricias fuese la mía. Adoraría que todas aquellas palabras hermosas que te guardas, las guardases para mí. Adoraría que cada latido que tu corazón da, que cada suspiro que se te escapa fuese por mí. Adoraría ser la persona en la que piensas antes de dormir y nada más despertar. Adoraría que al igual que mi corazón es tuyo, mío fuese el tuyo.