viernes, 31 de octubre de 2014

31 de octubre de 2012

Hay veces que las cosas suceden sin motivo alguno, sin explicación lógica. Sinceramente, no sé que es lo que te ha traído hasta mí, ni pienso cuestionarlo. Solo espero que sea cierto lo que tus ojos prometen, lo que tus labios anuncian y lo que tu sonrisa me susurra. Solo espero que seas cierto.