viernes, 9 de enero de 2015

09 de enero de 2014

"Las cosas empezaron bien, nos vimos unos días. Cine, mantas, risas, cervezas...maquillando el pasado para parecer más de lo que somos. Vamos, lo normal. Así unos días, hasta que uno de los dos pidió algo más. Ese fue el punto de ruptura para que el terreno que pisábamos comenzara a desnivelarse. Vinieron entonces los pretextos, los regates, los mensajes a deshora, las llamadas distanciadas en el tiempo...Vamos, lo normal. Se empezó a cumplir esa extraña teoría de que el amor son vasos comunicantes donde uno quiere y el otro se deja querer. Al final, con el corazón sin presupuesto, tú te cansaste de perseguir, de no encontrar las llaves que habrían las puertas de mi alma. Y una buena tarde, después de unas semanas dándote excusas para no verte, me enteré de que volabas en oto colchón, con otra que no era yo. Y yo, que tantas veces te esquivé, comencé a quererte. Vamos, lo normal."