lunes, 12 de agosto de 2013

12 de agosto de 2013

Altas expectativas, grandes decepciones. Es así como funciona la vida, no hay más. Te pasas el día soñando hasta que por la noche, antes de ir a dormir, te despiertas dándote cuenta de la realidad. Soñamos con muho más de lo que podemos tener y esa, esa es nuestra verdadera ruina; porque las altas expectativas significan ilusión y la ilusión se arrebata con mucha facilidad.