miércoles, 14 de agosto de 2013

14 de agosto de 2013

Parece ser que solo el dolor es capaz de inspirarnos y sacar palabras de nuestro corazón. Solo cuando duele nos vemos capaces de expresar lo que sentimos, aunque cueste. Y es que es a través de las palabras que podemos controlar el dolor y expulsarlo de alguna manera de nosotros. Las palabras nos dejan reflexionar y llegar a conclusiones, nos ayudan.