martes, 13 de mayo de 2014

Manon Lescaut (Caballero Des Grieux).

"Permanecí, tras esta lectura, en un estado que me sería difícil describir pues todavía hoy no sé qué clase de sentimientos me agitaron entonces. Fue una de esas situaciones únicas en las que nunca se ha sentido nada parecido. Imposible explicarlas a los demás porque nadie tiene la menor idea; y hasta a uno mismo le cuesta desentrañarlas porque, siendo únicas en su especie, no tienen eco alguno en la memoria y no pueden relacionarse con ningún sentimiento conocido. Sin embargo, sea cual fuere la naturaleza de los míos, es cierto que debían de entrar en ellos el dolor, el despecho, los celos y la vergüenza."