martes, 1 de octubre de 2013

1 de octubre de 2013

Y por un momento he querido enredar mis dedos en tu pelo, presionar mis labios contra los tuyos y sentir tu aroma. Por un momento he deseado con todas mis fuerzas poder abrazarte tan fuerte que acabásemos siendo uno. Por un momento he querido quererte hasta rabiar y estar a tu lado el resto de mis días. Solo por un largo y tendido momento, quizás el más largo de toda mi vida.