lunes, 14 de octubre de 2013

14 de octubre de 2013

Cuando a una persona le rompen el corazón siente que ya nunca se repondrá, que no podrá seguir adelante, que ya nada volverá a ser lo mismo. Y es que una persona con el corazón roto puede recuperarse, pero no del todo. Una persona puede seguir adelante, pero no de la misma manera. Pero lo que una persona no puede hacer cuando le han roto el corazón es que todo vuelva a ser igual. Es como un antes y un después, muchas cosas se pierden en el camino, cosas que nunca recuperarás por mucho que creas que sí. Cuando un corazón se rompe en mil pedazos, no se pueden recuperar todos.