sábado, 30 de noviembre de 2013

2 de diciembre de 2013

Te seré lo más honesta posible, no estoy enamorada de ti, sino de la idea de ti. De la idea de perfección que emana de ti. De cómo mis días se teñirían de aquello que siempre había soñado y deseado para mi vida. Pero en este punto sé que es solo una idea, sé que es solo un deseo, parte de mi imaginación. Pero soñar es gratis, y cuatro años son mucho tiempo.