viernes, 17 de enero de 2014

17 de enero de 2014

Me rompieron el corazón en tantos pedazos que no los pude contar, y eran tan pequeños que cuando intenté reunirlos no pude encontrarlos todos, pero aún así lo conseguí a mi manera. Y es aquél día en el que me ví tristemente tirada en una esquina haciendo de mis sentimientos una tortura que decidí que no dejaría que nadie me hiciese daño nunca más; y fue así como construí capas y capas para proteger a mi corazón; y fue así como supe que no dejaría que nunca más nadie enterase en él, porque si volvían a entrar sería el fin.