domingo, 26 de enero de 2014

26 de enero de 2014

Aun a estas alturas, y después de todos estos años, sigo pasando por delante de tu casa y deteniéndome por si de casualidad puedo verte una vez más.
Puedo decir que te he olvidado, puedo decir que ya no muero por estar contigo; pero lo que no puedo decir es que no sigo pensando en qué hubiese sido de nosotros si hubiésemos llegado a dar ese paso, si entre el 'ahora o nunca' hubiésemos dicho 'ahora' y no 'nunca', si a estas alturas seguiríamos siendo un algo feliz o al menos tendría una gran historia que contar. Lo que sé es que ya es muy tarde para descubrirlo o para intentarlo, pero que me encantaría ver tu rostro una vez más y darme cuenta que ese confortable calor llamado amor sigue viviendo en alguna parte de mi corazón, porque el primer amor es más único que todos los demás.