sábado, 10 de marzo de 2012

Me niego.


Hoy te he echado mucho de menos, bueno siempre te echo mucho de menos. Sinceramente no hay día que pase sin pensar en ti, me niego a dejarte ir. Tu recuerdo me hace bien y me provoca el dolor de tu ausencia, pero aun así me niego a dejarte ir. 20 son los hombres que cuento que han sufrido desde que de ti me enamoré, y muchos más puede que lleguen a sufrir. Y sé que les hago daño, pero no me importa, mi alma no está sucia pues siento que lo hago por una buena causa. Me lo negaste y yo me niego a no tenerlo. Me niego a aceptar que tú no quieras este amor. Sé que tú también lo sientes, sé que tú también lo quieres. Y aun así nos negamos, nos negamos a conocernos, sabiéndolo ya todo el uno del otro. Nos negamos a dar el primer paso habiendo ya realizado lo inimaginable.


Nos hemos abrazado, besado, hemos sentido, hablado, nos hemos contado secretos y todo eso sin nunca nos hemos tocado ni habernos dirigido la palabra...