sábado, 11 de junio de 2011

Nunca olvidaré por qué te amo.



Nos queda mucha vida por delante, y siento que podrían pasar mil años, que podrían cambiar nuestras vidas y destinos por completo. Siento que mil sucesos podrían ocurrir hoy aquí, quizás los más sorprendentes o impactantes, siento que me podrían separar de ti toda una vida. Pero estoy segura que si volviese a verte, si volviese a ver tu hermosa sonrisa, tu indiscutible belleza y sobre todo si volviese a perderme en tus marrones e intensos ojos, no tardaría ni dos segundos en recordar por qué siempre te he amado.