viernes, 3 de junio de 2011

Todo lo que sé es que no sé como ser algo que eches de menos.

Es triste saber que posiblemente esta sea la última vez que te vea, es triste no poder despedirme de ti de una forma decente, y menos sin haber aclarado todo lo que pasó. En mi mente hay tantos recuerdos de ti, pero aun así tantas preguntas que jamás podré resolver. Cada sonrisa con la que me iluminaste el día, cada mirada con la que me comprendiste, cada roce de tu piel contra la mía, todo eso se ha perdido. Me duele saber que seré pasto de tu recuerdo, o quizás de las cenizas de tu olvido, me duele saber que te entregarás a los brazos de otra y seguirás tu camino sin pensar en mí. Y es que todo lo que sé es que no sé como ser algo que eches de menos.