jueves, 4 de agosto de 2011

Diario de una enamorada.

Y aunque lo sigo amando, y aunque a cada minuto que pasa deseo tenerlo aquí para decirle cuanto lo amo, a pesar de eso he dicho basta. Ya sé que no puedo ser como mi amiga, pero hay que entender que ella no estaba enamorada de ese chico, tan solo le gustaba, y yo hablo de AMOR puro y duro, del de verdad, y aunque ya no es lo mismo de antes porque ya no me paro cerca suya, no busco pasar delante de él, no pretendo hacer todo lo de antes, todavía sigo buscando encontrarme con esa cara imperfecta, esa sonrisa pura y esos ojos profundos. Lo admito, soy débil, pero lo amo mucho y hay cosas que o no las puedes cambiar o te cuesta mucho (demasiado en mi opinión) cambiarlas. Pero es que me arte de que yo siempre fuera la tonta que va detrás de él y esto es el más doloroso último adiós.