miércoles, 20 de abril de 2011

Cuando sabes que ya no está.

¿Nunca has tenido esa necesidad de aferrarte a algo? ¿A un recuerdo por muy pequeño que sea? Esa foto, ese comentario, ese momento, que no dejas de ver, leer o recordar porque te acerca a él. Cuando sabes que ya no está, cuando sabes que no le puedes tener, que ni si quiera puedes dirigirle la mirada 5 segundos. Es cuando sabes que tu mundo se ha acabado, que sin él no hay mundo. Es entonces cuando buscas eso, por muy pequeño que sea. Y todos te van a decir que has de dejarlo, pero tu piensas que no te entienden, que no saben que todo va bien si lo tienes al lado sea como sea.