miércoles, 27 de abril de 2011

Te quiero.

¿Que por qué te quiero? Te quiero porqué sí, porqué yo quiero, porqué puedo, porque debo.  Simplemente te quiero. Sí, por su puesto que te podría dar muchísimas razones para explicarlo, pero al final de todo, nada servirá para explicar esto, nada es lo suficientemente razonable o fuerte como para explicarlo. Me quedo sin palabras, expresiones y fuerzas para decirte como es esto. No se puede explicar, llega más allá, no se trata de un término científico ni nada por el estilo. Se trata de amor, de esto que hay entre tú y yo, se trata de todo y de nada. ¿Acaso existe algo que pueda explicar todo esto que siento? ¿Acaso hay método para explicar esto que me nace en el pecho? Lo noto continuamente, intenta salir y mostrar, se siente impotente al no poder mostrarlo, tan impotente como yo. Ni si quiera carnalmente te puedo demostrar todo lo que siento realmente.