viernes, 16 de diciembre de 2011

¿Has tenido alguna vez esa sensación de que algo en ti no va bien? ¿Esa pequeña sensación de que algo no va bien entre dos personas? ¿Entre tú y el otro? En tu interior, notas como en tu alma van apareciendo pequeñas grietas hasta que una parte se rompe. Ya la has perdido, era esa persona que creías que estaba a tu lado, que creías que siempre te ayudaría y nunca te traicionaría. Ahora ya no está, se fue, te dejó por cualquier otra, te dio la puñalada. Sabías que esto iba a pasar, podías observar como se iba, como se alejaba y te dejaba sola, y tu no tenías nada que hacer. No lo podías parar, no lo podías remediar, simplemente tuviste que dejarlo ir.