viernes, 16 de diciembre de 2011

¿Nunca has sentido como que tu estómago está del revés? ¿Nunca has vivido esa sensación parecida al vértigo que da cuando estás en un columpio? ¿Nunca has sentido mariposas en el estómago? Es como eso, como sentirse en el cielo, como querer volar más alto y no poder. Es como olvidar qué es el dolor, como recordar la felicidad. Es como estar más allá de este mundo.