sábado, 14 de enero de 2012

Please always stay.

Todavía guardo aquellos bellos recuerdos, esas fotos, esas conversaciones, esas cosas que aunque no lo supieras, me hacían la mujer más feliz de este mundo. Hasta que te dejé ir.
 Sé que nunca me lo voy a perdonar, y sé que cada vez será peor. Pero es que cada vez que veo todo lo que me decias puedo observar lo que tenía delante mía, lo que tenía y podría haber aprovechado. Pero no, ahora ya no estás, y me arrepineto. Sé que fui una estúpida al hacerlo, y que ahora me doy cuenta de mi error. Te necesito aquí a mi lado más que a nadie, nadie puede ocupar tu sitio, y esto cada vez es más difícil. Cada vez que me conceto rezo a todos los dioses conocidos y desconocidos de que estés ahí, que haya un mensaje para mí donde diga que me echas de menos, que lo sientes por haberte ido, que me quieres y que quisieras que todo fuera igual que antes. Rezo por verte otra vez, por escucharte, rezo por que te quedes aquí, conmigo para siempre, please always stay.